Página principal

Con el fin de conocer el trabajo que se realiza desde ASPAYM Castilla y León el arzobispo de Valladolid, Don Ricardo Blázquez, ha visitado esta mañana las instalaciones que la entidad tiene en Valladolid. Durante la visita Don Ricardo ha comentado la “importancia de entidades como ASPAYM para mejorar la vida de las personas que tienen discapacidad”. El cardenal ha visitado las instalaciones de la residencia, el centro de fisioterapia y el CIDIF (Centro de Investigación en Discapacidad Física). 

 

Durante la mañana ha conocido a residentes como Pilar Gómez, con la que comparte su cariño por Bilbao, ciudad donde ambos han residido. También ha tenido la oportunidad de saludar a varios usuarios del centro de fisioterapia y conocer más de cerca sus impresiones. Después de la visita le ha dedicado un tiempo a charlar con socios y empleados, recibiendo una “fofucha” totalmente personalizada, elaborada de forma artesanal por Mª Ángeles, residente en ASPAYM. Durante este encuentro le han preguntado sobre el papel de cardenal y de obispo, y la diferencia entre ambos. Además, les ha explicado cuál es su papel dentro de la iglesia, así como su relación con el Papa Francisco I. 

En su afán por conocer más sobre los trabajos de la entidad se ha preocupado por los tratamientos que se aplican en el centro de fisioterapia y las investigaciones que se están llevando a cabo en la actualidad desde el CIDIF. Julio Herrero Bermejo, Director General de ASPAYM CyL ha señalado “la importancia de esta visita para las 40 personas con discapacidad que viven en la residencia, ya que la mayoría de ellas tienen una fuerte fé católica”

ASPAYM Castilla y León cuenta en la actualidad con más de 1.600 socios en toda Castilla y León, y en concreto con más de 700 en ASPAYM Valladolid. La residencia se compone de 40 habitaciones, todas ellas individuales y con baño adaptado. Además, tiene más de 360 usuarios con diferentes patologías que acuden de forma asidua a rehabilitación en las instalaciones situadas en la C/Treviño, 74.