Página principal

Un grupo de personas con discapacidad de ASPAYM Castilla y León han inaugurado esta mañana el renovado jardín de polinización de Bodegas Menade para celebrar el Día Internacional de la Diversidad Biológica. La primera bodega natural de Rueda estrena un gran hotel de insectos repleto de plantas aromáticas y 40 especies de flora endémicas de distintos ecosistemas de Castilla y León, que tiene como fin dinamizar la biodiversidad del entorno.

Bodegas Menade dispone de varios jardines de polinización en el viñedo, de tal manera que sirven para prevenir ciertas plagas a través de la simbiosis con algunos insectos, como la mariquita. Las plantas también ayudan a mantener un suelo vivo, donde crece la flora propia de la zona y ayuda a que la vid se desarrolle de forma natural. Cada uno de los miembros de ASPAYM ha contribuido a la formación de este jardín multiespecífico con la plantación de una aromática personalizada con su nombre.

 

Tras el acto de plantación, el grupo ha visitado las instalaciones de Menade en Rueda para aprender cómo se elabora el vino de forma natural, con una mínima intervención y sin adición de productos químicos. El acto ha concluido con una comida de convivencia en la todos han compartido experiencias, curiosidades sobre la cultura vitivinícola y han tenido la oportunidad de degustar Menade verdejo y el mosto natural ‘Destetaniños’.

 

Desde la residencia de ASPAYM en Valladolid se promueven dos salidas anuales para dar a conocer diferentes aspectos de la cultura y gastronomía en la Comunidad. En esta ocasión, y para reafirmar su filosofía solidaria, Menade ha querido abrir sus puertas para que personas con discapacidad participen de manera activa en el día a día de la bodega. Una jornada de concienciación sobre sostenibilidad y respeto hacia el medio ambiente.