Página principal

ASPAYM Castilla y León ha firmado un convenio de colaboración a tres bandas junto a la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid y el Laboratorio de Fisiología del Músculo y del Ejercicio del Instituto Karolinska (Suecia). Uno de los objetivos de dicho convenio es que las tres instituciones colaboren en materia de investigación. 

Este convenio también permitirá y promoverá el intercambio de investigadores, la organización conjunta de eventos de difusión científica y la realización de proyectos de investigación de forma cooperativa entre todas las instituciones. 

La Rectora de la Universidad Europea Miguel de Cervantes, Imelda Rodríguez, el Director General de ASPAYM Castilla y León, Julio Herrero, y el Director del Laboratorio del Instituto Karolinska, Per Tesch, han sido los encargados de firmar el convenio.

Este laboratorio es uno de los centros de investigación más importantes del mundo. Trabajan en la recuperación de pacientes que han sufrido ictus y ayudan a desarrollar tecnología a la NASA, relacionada con la actividad física de sus astronautas. Cuando están destinados en misiones en el espacio, al no existir gravedad, pierden masa muscular que luego tienen que recuperar.

Para el Vicerrector de Investigación de la UEMC, David García, este convenio “refuerza la línea de alianzas que hemos iniciado algunos meses, donde la Universidad persigue colaborar con entidades de referencia mundial en investigación y docencia”. García recuerda que “el Instituto Karolinska de Estocolmo es, sin duda, una de las instituciones universitarias más prestigiosas del mundo” y recalca que “la estrecha colaboración que vamos a iniciar con el Muscle and exercise physiology laboratory supondrá un gran impulso para una de las líneas de investigación que consideramos prioritarias: la mejora en la calidad de vida de las personas con discapacidad física”.

Por otra parte, Azael Herrero, Director del Centro de Investigación en Discapacidad Física de ASPAYM Castilla y León asegura que “este convenio supone un impulso para continuar apostando por la investigación aplicada desde ASPAYM, como un mecanismo eficaz a la hora de luchar por la mejora de la calidad de vida en el colectivo de personas con discapacidad física”. Herrero apuesta por “la línea de colaboración abierta entre tan prestigiosas entidades”, que darán resultados en “el desarrollo conjunto de investigaciones, en la participación en diferentes actividades formativas o en la movilidad de profesionales que sin duda favorecerán el desarrollo de una investigación de calidad que repercuta entre nuestros usuarios, y contribuya a incrementar el cuerpo del conocimiento”.