Página principal

Personas con lesión medular de ASPAYM Castilla y León, concienciarán a los conductores en los controles de velocidad, dentro de la campaña de prevención de la lesión medular por accidentes que se desarrolla en colaboración con la Dirección General de Tráfico y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Bajo el lema “No Corras. No Bebas… No Cambies de Ruedas”, el objetivo es  concienciar a los conductores de los vehículos retenidos en los distintos controles sobre el grave riesgo que supone la conducción a una velocidad inadecuada.

Para ello, personas voluntarias con lesión medular víctimas de un accidente de tráfico acompañaran a los agentes de tráfico encargados de realizar los controles de velocidad. El voluntario de ASPAYM se acercará al vehículo retenido, trasladándole el mensaje común de la campaña y demostrando al mismo tiempo con su presencia, las consecuencias y secuelas irreversibles de los actos imprudentes.

ASPAYM desarrolla desde el año 2007, esta campaña de sensibilización, comprobando la buena aceptación y disposición por parte de sus socios y voluntarios, así como el convencimiento de que el impacto del testimonio personal es muy eficaz y complementa a las advertencias de Tráfico en campañas de prevención de accidentes.

Las provincias donde ASPAYM va a colaborar en esta campaña son: Albacete, Ávila, Alicante, A Coruña, Castellón, Córdoba, Cuenca, Granada, León, Lugo, Madrid, Málaga, Mallorca, Murcia, Oviedo, Las Palmas de Gran Canaria, Santander, Sevilla, Toledo, Valladolid, Valencia.

En Castilla y León en el año 2014 de los 100 accidentes mortales que se registraron, en 13 de ellos la velocidad intervino como factor desencadenante (el 15,79% en lo que llevamos de año), con el resultado de 16 personas fallecidas, 2 heridas hospitalizadas y otras 7 heridas leves. Desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2015, de los 46 accidentes mortales, 7 se produjeron por exceso de velocidad, con el resultado de 8 personas fallecidas, 2 heridas hospitalizadas y 3 heridas leves.