Página principal

ASPAYM Castilla y León continúa creciendo con nuevos proyectos, en este caso con la expansión de FISIOMER (Fisioterapia en el Medio Rural) un proyecto que busca acercar la fisioterapia a núcleos rurales de forma que se pueda favorecer la generación de empleo de fisioterapeutas en la comunidad autónoma, así como mejorar la calidad de vida y el envejecimiento activo en núcleos rurales.

Instalaciones de FISIOMER en Paredes de Nava

 

Paredes de Nava es el primer municipio que cuenta con estas las instalaciones que hoy abren sus puertas a todas aquellas personas que lo necesiten con el fin de atender trastornos de la función músculo - esquelética como la artrosis, problemas  circulatorios, osteoporosis, artritis, patologías de espalda, ictus, etc. FISIOMER nace con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que viven en el entorno rural, así como frenar o retrasar la evolución de patologías crónicas. Uno de los principales beneficios consiste en evitar y prevenir una posible intervención quirúrgica y futura dependencia. Por esta razón todas aquellas personas que lo necesiten podrán encontrar toda la información en el teléfono de atención directa 600 288 715.

Este proyecto propone la creación de un sistema de auditoría del know-how de ASPAYM Castilla y León en el que se reflejen las buenas prácticas clínicas en fisioterapia que se llevan a cabo en la entidad, así como los protocolos de atención directa que se utilizan en sus delegaciones ubicadas en León, Ávila, Burgos, Palencia y Valladolid. 

Paredes de Nava es la primera localidad de la comunidad en tener un centro de estas características, pero la entidad se ha propuesto crear en los próximos 10 años 3 centros de FISIOMER en cada provincia de Castilla y León.