Página principal

El proyecto CVI, en sus siglas en inglés Cerebral Visual Impairment, trata de impulsar una estandarización de las técnicas y protocolos, así como las herramientas de detección precoz de niños que presenten discapacidad visual cerebral. Este tipo de discapacidad no radica en la morfología del ojo, sino en las partes del cerebro encargadas de la interpretación de la información visual. En muchos casos, estos niños son erróneamente diagnosticados con algún grado de discapacidad visual, sin determinar la causa, e incluso con cuadros de diversidad funcional cognitiva. Al no existir un diagnóstico más preciso, estos niños no pueden recibir las ayudas y el soporte en su vida diaria que necesitan, lo que les resta autonomía, confianza y los aísla de la sociedad en su conjunto.

 Una de las motivaciones principales en el proyecto es proporcionar una serie de herramientas validadas y contrastadas entre varios países europeos (Holanda, Francia, Bélgica, Croacia y España) y colaboraciones con zonas francófonas como Canadá. Dichas herramientas tienen principalmente dos grandes grupos de destinatarios: los profesionales clínicos y terapeutas para asistirlos a la hora de realizar diagnósticos más precisos; los profesores, tutores y padres, para que puedan desarrollar sus formas de trabajo y comunicación, conociendo con más detalle las necesidades de los niños.

 

Por todo ello, la Fundación ASPAYM Castilla y León pone a disposición del proyecto todo su potencial investigador y se vuelca en esta problemática, muchas veces silenciosa por desconocimiento de la afección a la hora de realizar el diagnóstico. Asimismo La Fundación trata de constituirse como un pilar asistencial fundamental a la hora de prestar asistencia a este colectivo desfavorecido en España.

 

Nuestro más profundo agradecimiento a los colaboradores europeos que se han desplazado hasta Valladolid en esta tercera reunión y miramos al futuro de ésta y otras patologías con más esperanza gracias al esfuerzo coordinado de todos nosotros.