Página principal

Nuestros compañeros Jaime Finat y Joaquín Herrera han acudido a la primera reunión del proyecto i-Express myself en la ciudad de Leiden, en Países Bajos. El proyecto tiene como objetivo el intercambio de conocimientos ya existentes y el desarrollo de nuevas innovaciones en Europa en el uso de dispositivos de ayuda para personas con multi-discapacidad visual (MDVI).

 

 Los usuarios, en muchos casos niños, o adultos con bajo desarrollo cognitivo, tienen derecho a aprender. El uso de dispositivos electrónicos de ayuda es una forma de facilitar el aprendizaje para este grupo objetivo. A través de las tecnologías se motivan y se estimulan sus sentidos de formas que no se logran con otros medios más tradicionales. Todavía están por explorar la mayor parte de las posibilidades de interacción y aprendizaje de estas personas a través de dispositivos como tablets y otros soportes, tales como juguetes electrónicos, pero al probar nuevas formas de estimularlos, observar la acogida por parte de los usuarios, así como la correcta evaluación de su progreso, se espera encontrar nuevas oportunidades pedagógicas, sin descartar las opciones más tradicionales que ya conocemos.