Página principal

Borja Fanjul Fernández-Pita, Director General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad y Director del Real Patronato sobre Discapacidad; Juan Carlos Suárez-Quiñónes, Consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León; Ángel de Propios Sáez, Presidente de ASPAYM Castilla y León; Luis Cayo Pérez Bueno, Presidente de Cermi Estatal, y Gregorio Serrano López, director general de la DGT, han clausurado hoy, 22 de septiembre, el III Congreso Nacional de Seguridad Vial y Discapacidad.

Durante dos jornadas, 250 personas han asistido al congreso, coorganizado por el Real Patronato sobre Discapacidad y la Federación Nacional ASPAYM en colaboración con ASPAYM Castilla y León, para reflexionar sobre el “Sistema Seguro y la Visión Cero”, a través de los seis bloques temáticos en los que han participado más de cuarenta ponentes.

En la primera jornada se trataron temas como la seguridad vial laboral, la conservación de infraestructuras, los avances tecnológicos en seguridad de vehículo y la seguridad vial en zonas urbanas. Muchos de los ponentes coincidieron en la importancia de factor humano, presente en el 91% de los accidentes de tráfico y en los que además en un 40% de los casos está presente la distracción del conductor. Para reducir este factor se señaló la revolución que se está viviendo en automatización, seguridad y conectividad de vehículos. Avances que deben ir a la par de la actualización de la legislación y de la implementación de infraestructuras inteligentes.

Además, se hizo hincapié en la importancia de implementar los mismos sistemas de seguridad para conducción y transporte de personas con discapacidad, muchas veces olvidadas por fabricantes y legisladores.

La segunda jornada se centró en la necesidad del avance continuado en gestión de tráfico, donde se insistió en la importancia del uso de la tecnología y el Big Data en la gestión y control de tráfico así como en la prevención de accidentes. Además, en el último bloque temático se reflexionó sobre el aporte de las personas con discapacidad en la sociedad, donde se ha insistido en el trabajo de organizaciones e instituciones por normalizar la vida de este colectivo.