Página principal

ASPAYM Castilla y León continúa creciendo con la expansión de FISIOMER (Fisioterapia en el Medio Rural), un proyecto que busca acercar la fisioterapia a núcleos rurales de forma que se pueda favorecer la generación de empleo de fisioterapeutas en la comunidad autónoma, así como mejorar la calidad de vida y el envejecimiento activo en núcleos rurales.

La Consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, junto con el Presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, el Alcalde de Matapozuelos, Conrado Íscar y Julio Herrero, director general de ASPAYM Castilla y León han presentado este nuevo programa que llegará a la localidad en mes de septiembre. Esta nueva sede se sumará a las 3 que ya tiene la entidad en Paredes de Nava (Palencia), Sahagún (León) y Villadiego (Burgos).

El alcalde de Matapozuelos ha destacado que el centro, abierto a cualquier persona, dará cobertura a un entorno de 20.000 habitantes y un total de 16 poblaciones. “La intención es empezar cuanto antes. Debemos adecuar el inmueble, para lo que se contará con una cuantía de 100.00 euros para la restauración, y esperamos que en septiembre el centro ya sea una realidad”.

Julio Herrero ha señalado las cifras comparativas de otros centros FISIOMER de la comunidad, como el de Sahagún, en el que se han atendido a 1.200 personas y se han realizado un total de 7.000 tratamientos desde su apertura. Además este centro ha dado tres puestos de trabajo fijo y uno eventual, “ese es el modelo que queremos traer a Matapozuelos”. El director general de ASPAYM Castilla y León ha señalado además que la intención es abrir dos centros de FISIOMER por provincia en Castilla y León en los próximos 10 años.

Por su parte, el presidente de la Diputación ha destacado la colaboración entre diferentes instituciones para llevar a cabo este proyecto. “Lo que se busca es fijar población en el medio rural a través de la fisioterapia. Para que la apertura del centro han colaborado consejeros de Hacienda, el Ayuntamiento de Matapozuelos y la Diputación, que trabaja para adecuar las instalaciones y la puesta en marcha del servicio por parte de ASPAYM”.

Por último, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ha definido FISIOMER como “un proyecto exitoso, gracias a la colaboración de varias instituciones con el tercer sector por un objetivo común: prestar el servicio en las zonas rurales y luchar contra la despoblación”.

FISIOMER nació con el fin de evitar en la medida de lo posible, o retrasar en el tiempo, una intervención quirúrgica (prótesis, operaciones de columna, problemas circulatorios, etc.), e incluso que los habitantes de estos núcleos rurales puedan degenerar en una situación de dependencia problemática no sólo para el usuario sino para las familias y para los servicios sociales que tendrán que buscar soluciones a esta situación de las personas mayores en el medio rural.