Página principal

Bankia y Fundación Ávila han firmado un convenio de colaboración con ASPAYM Castilla y León, por el que la entidad bancaria respalda el proyecto ‘Después de un daño cerebral, apoyo emocional y psicoeducación”.

Esta iniciativa está dirigida a personas que han sufrido un ictus y a sus familiares, para otorgar apoyo en el proceso de afrontar los problemas relacionados con su nueva situación y favorecer así el proceso de adaptación. Además, se realizará una estimulación cognitiva y psicosocial, una orientación en las actividades de la vida diaria y proyecto vital, y la intervención en alteraciones conductuales y emocionales.

En la firma han estado presentes Ángel de Propios, presidente de ASPAYM Castilla y León, y Dolores Ruíz-Ayúcar Zurdo, presidenta de Fundación Ávila.

ASPAYM Castilla y León cuenta con una Unidad de Daño Cerebral - ICTIA, creada para dar respuesta a la gran demanda de personas afectadas por un daño cerebral, ya que el pronóstico de recuperación tras esta afección depende de la inmediatez con la que se inicie la neurorrehabilitación integral. ICTIA tiene como objetivo cubrir todas las necesidades de aquellas personas que hayan sufrido un daño cerebral, para lo que se realiza una atención individualizada centrada tanto en la persona como en su entorno más próximo, con el establecimiento de unos objetivos comunes acordes con las capacidades conservadas tras la lesión, entre la persona, la familia y el equipo de profesionales. Este equipo multidisciplinar abarca las áreas de logopedia, fisioterapia, neuropsicología y terapia ocupacional.

Desde la delegación de ASPAYM en Ávila se ofrecerán los servicios en su nuevo centro, inaugurado en noviembre de 2018, y ubicado en la calle Caléndula s/n.