Página principal

 

ASPAYM León da la bienvenida al nuevo curso y a la Semana Europea del Deporte con las clases de Taiji Quan que pretenden mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. La sede acoge las sesiones del profesor Juan Conesa cada lunes de 17.00 a 17.45 horas y los viernes de 11.00 a 11.45 horas.

Conesa, que desarrolla esta disciplina como filosofía de vida frente a su enfermedad degenerativa, defiende el bienestar que se desprende de la práctica del Taiji Quan: «Es algo que se te mete en las venas y que descubres que se adapta a cualquiera: después de ganar algún campeonato y de ejercitarlo en China volví para que lo pudieran desarrollar personas en silla de ruedas o con problemas de movilidad o equilibrio». Los beneficios del Taiji Quan, un ejercicio absolutamente aeróbico a la medida de quien lo practica sin exigencias inalcanzables ni límites de edad, se resumen en «avances incalificables» de enfermos de esclerosis múltiples que empezaron sus clases sentados y hoy siguen poniéndose de pie: «Es un orgullo para ellos y todavía más para el profesor».

Es también el Taiji Quan una especie de «meditación en movimiento», en palabras del maestro, una concentración de la mente sobre el ejercicio que relaja, pone de manifiesto la (auto)conciencia sobre el propio cuerpo, brinda una visión única, amplía la caja torácica y, por extensión, la capacidad pulmonar, y eleva la autoestima: «Es una forma de vida que te engancha», zanja Conesa.

ASPAYM León incluye este servicio desde marzo de este año dentro de su programa de actividades como medio que favorece la inclusión de las personas con discapacidad en dinámicas sin barreras para todo el mundo. A mayores de su carácter inclusivo, la actividad, a la que puede apuntarse todo socio de cara al nuevo curso, funciona como complemento de rehabilitación para mejorar el equilibrio, la motricidad y trabajar cuerpo y mente.