Página principal

Borja Fanjul Fernández-Pita, Director General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad y Director del Real Patronato sobre Discapacidad; Juan Carlos Suárez-Quiñónes, Consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León; Ángel de Propios Sáez, Presidente de ASPAYM Castilla y León; Luis Cayo Pérez Bueno, Presidente de Cermi Estatal, y Gregorio Serrano López, director general de la DGT, han clausurado hoy, 22 de septiembre, el III Congreso Nacional de Seguridad Vial y Discapacidad.

Durante dos jornadas, 250 personas han asistido al congreso, coorganizado por el Real Patronato sobre Discapacidad y la Federación Nacional ASPAYM en colaboración con ASPAYM Castilla y León, para reflexionar sobre el “Sistema Seguro y la Visión Cero”, a través de los seis bloques temáticos en los que han participado más de cuarenta ponentes.

En la primera jornada se trataron temas como la seguridad vial laboral, la conservación de infraestructuras, los avances tecnológicos en seguridad de vehículo y la seguridad vial en zonas urbanas. Muchos de los ponentes coincidieron en la importancia de factor humano, presente en el 91% de los accidentes de tráfico y en los que además en un 40% de los casos está presente la distracción del conductor. Para reducir este factor se señaló la revolución que se está viviendo en automatización, seguridad y conectividad de vehículos. Avances que deben ir a la par de la actualización de la legislación y de la implementación de infraestructuras inteligentes.

Además, se hizo hincapié en la importancia de implementar los mismos sistemas de seguridad para conducción y transporte de personas con discapacidad, muchas veces olvidadas por fabricantes y legisladores.

La segunda jornada se centró en la necesidad del avance continuado en gestión de tráfico, donde se insistió en la importancia del uso de la tecnología y el Big Data en la gestión y control de tráfico así como en la prevención de accidentes. Además, en el último bloque temático se reflexionó sobre el aporte de las personas con discapacidad en la sociedad, donde se ha insistido en el trabajo de organizaciones e instituciones por normalizar la vida de este colectivo.

El pasado 18 de septiembre nuestro compañero del CIDIF, Jaime Finat, se desplazó a Zagreb (Croacia), donde tuvo lugar la última reunión del proyecto CVI, que se centra en la creación de una herramienta estandarizada a nivel europeo para la evaluación de niños con discapacidad visual cerebral.

Reunión en Zagreb (Croacia) del proyecto europeo CVI

La Fundación ASPAYM Castilla y León se siente orgullosa de impulsar la mejora de conocimientos en el ámbito de la discapacidad, el intercambio de esos conocimientos entre los distintos países europeos, así como el aumento de la conciencia de la propia enfermedad en nuestro país, donde actualmente no está siendo diagnosticada. Además, se postula como punto de información y encuentro para familiares y afectados por esta enfermedad, para ayudarlos en la medida de lo posible a que su vida sea más cómoda, feliz, independiente y plena.

En la reunión se trataron temas relacionados con el inicio de la fase experimental con estos niños, la que comenzará a partir de octubre de este año, para ver en qué medida la herramienta es sólida y coherente para el diagnóstico. La herramienta está compuesta por una serie de cuestionarios sobre la actividad de los niños, que se realizarán con padres y cuidadores, además de una batería de pruebas no invasivas donde se estimula visualmente a los niños con juegos, luces, formas, colores… para anotar las reacciones.

ASPAYM Castilla y León se posiciona siempre al lado de la discapacidad y la mejora de las condiciones de vida de sus afectados. Por esta razón, nuestros profesionales siguen trabajando cada día, bien sea desde nuestros centros o desde el extranjero, por un mundo más accesible, esperanzador e inclusivo para todos.

ASPAYM Castilla y León continúa con las actividades con motivo de la celebración del 25 aniversario con el musical “El Diluvio que viene” el próximo 07 de octubre a las 20.30h en el Lienzo Norte.

Las entradas ya están disponibles en las taquillas del Lienzo Norte, Avda. de Madrid nº 102, en horario de lunes a jueves de 10:00 a 14:00h y de 17:00 a 20:00h, los viernes de 10:00 a 14:00h y el mismo día 7 a partir de las 18:00h. También podrán adquirirse a través de Internet en www.lienzonorte.es/el-diluvio-que-viene.

El precio de las entradas es de diez euros que irán a beneficio de la sede que ASPAYM Castilla y León tiene en Ávila, y que lleva desde 1998 ofreciendo sus servicios de fisioterapia mediante una rehabilitación integral (logopedia, terapia ocupacional, neuropsicología) dirigida a todas aquellas personas con daño cerebral adquirido entre otras discapacidades. A esto hay que sumarle los programas de inserción laboral y empleo y el programa de asesoramiento sobre accesibilidad, y que en 2017 trasladará su sede a la Calle Caléndula donde está en construcción un nuevo edificio para seguir ofreciendo una atención personalizada y ampliar servicios.
“El diluvio que viene” nos traslada a un pueblo maderero para contarnos la historia del cura D. Silvestre, encargado de construir un arca por orden del mismo Dios y el alcalde D. Crispín, al que deberá convencer de que ceda toda la madera del pueblo para construir el arca. El musical se desarrolla en dos partes con una duración de 135 minutos y está representado por el grupo de teatro Siluetas, que vuelve a los escenarios con esta obra 20 años después