Página principal

 

El XXIII Campamento ASPAYM llega a su fin, y este año lo hace de una manera más especial, tras ser la primera edición que se realiza de manera online debido a la situación sanitaria provocada por la COVID-19.

Más de 40 niños y jóvenes de 6 a 17, con y sin discapacidad, han participado durante estas dos semanas, realizando todo tipo de actividades inclusivas desde sus casas, como talleres de manualidades, juegos de mesa online, escape rooms o karaokes. La edición del campamento se ha cerrado además, tal y como lo hace cada año en su modalidad presencial, con la presentación de actuaciones grupales que los participantes prepararon con mucha ilusión y trabajo, seguida de una merienda y una divertida fiesta de disfraces, que todos realizaron a través de sus pantallas.

Los asistentes, aunque no han podido abrazarse como en años anteriores, sí han realizado emotivas despedidas a través de sus pantallas después de estos días juntos de los que, tanto participantes como monitores, han realizado una evaluación muy positiva ya que, aunque este campamento ha sido un poco diferente, el espíritu de amistad, colaboración e inclusión, se mantiene dentro de todas las personas que forman parte de él.