Página principal

Entre los casos inserción exitosos conseguidos a través del programa de empleo de ASPAYM Castilla y León en Burgos se encuentra en de Lara Lorente Ruíz, usuaria de 30 años con discapacidad intelectual que actualmente trabaja en el puesto de auxiliar de servicios generales (ordenanza) en la Gerencia de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Burgos.

Lara ha sido insertada a través de ASPAYM Castilla y León y gracias al Convenio de Colaboración con el Ayuntamiento de Burgos para la integración sociolaboral de personas con discapacidad. Elsa Rodríguez, trabajadora social de ASPAYM Castilla y León, afirma que se trata de un proceso individualizado y asesorado, en el que la entidad trata de buscar siempre el puesto de trabajo adecuado para cada persona: “En el caso de Lara lo teníamos muy claro, porque ella ya estaba opositando para un puesto de ordenanza. Había aprobado las oposiciones, pero se quedó a pocos puntos de conseguir una plaza porque la faltaba experiencia, por eso teníamos claro que era el perfil perfecto para este puesto en el Ayuntamiento, que le ayudará a conseguir más experiencia para la siguiente convocatoria”. 

Lara explica que no se lo pensó dos veces a la hora de aceptar el trabajo: “Llevaba bastante tiempo buscando empleo de este puesto y cuando me lo ofrecieron desde ASPAYM Castilla y León no lo pensé ni un minuto”. Explica que su trabajo consiste en recibir llamadas, orientar a las visitas y a los ciudadanos que llegan al ayuntamiento o realizar tareas de reprografía”. “Para mí el trabajo lo es todo, porque me da la oportunidad de ser independiente, de tener mi puesto laboral y mi dinero, que es importante de cara al futuro”, afirma.

Elsa Rodríguez destaca además el caso de Lara como un ejemplo a seguir. “Es una persona inquieta, que tiene un montón de experiencia y cursos de formación. Tiene el curso de auxiliar de enfermería y además ha trabajado en diferentes residencias de personas mayores, incluso en el contexto del COVID-19”.

Lara valora el trabajo de ASPAYM Castilla y León en materia de orientación laboral, aunque asegura que para ella el proceso de inserción no ha sido complicado, porque se ha mantenido en búsqueda activa y siempre ha buscado mantener su formación actualizada, reconoce que en general para las personas con discapacidad sí puede ser más complicado encontrar empleo. “A las empresas les diría que den la oportunidad a las personas con discapacidad, porque también valemos y todos somos iguales. Y a los usuarios que no tiren la toalla, que se formen y que sigan intentándolo, porque tarde o temprano encontrarán una oportunidad”.