Página principal

ASPAYM Castilla y León ha rendido este miércoles, 13 de noviembre de 2019, un homenaje a Julio Herrero, director general de la entidad entre los años 1996 y 2018. Cerca de medio millar de personas, entre familiares, amigos, trabajadores y cómplices de las instituciones públicas y privadas se dieron cita en la Sala de Cámara del Auditorio Miguel Delibes para recordar la faceta más humana de Julio Herrero, fallecido en septiembre del año pasado.

El acto, conducido por Miguel Castañeda, arrancó con un vídeo que reflejó la parte más íntima del anterior director de ASPAYM Castilla y León, en el que participaron amigos, familiares y antiguos compañeros desde el municipio leonés de Sahagún. Tras esto, Azael y Javier Herrero, hijos de Julio, hicieron acto de presencia en el escenario para recordar algunos momentos reseñables de su padre.

Diferentes personas vinculadas a Julio Herrero también participaron desde el público, como Ignacio Tremiño, Germán Iglesias, José Luis Alonso y Manuel Alonso. Tras estas intervenciones, la esfera política intercambió impresiones sobre la labor de Julio Herrero en el sector de la discapacidad, en el marco de una mesa redonda donde participaron el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el presidente de las Cortes de Castilla y León. Luis Fuentes; la delegada de Gobierno, Mercedes Martín Suárez; la consejera de Familia, Isabel Blanco Llamas, y el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar.

Jesús Cifuentes marcó el ecuador del homenaje con una versión en acústico de su tema ‘Días de colores’, como guiño a los conciertos solidarios organizados por ASPAYM Castilla y León bajo la batuta de Julio Herrero. A continuación, los trabajadores Roberto Vega y Javier Maniegas repasaron la trayectoria laboral del antiguo director de la entidad, en una intervención que culminó con un segundo vídeo protagonizado por el resto de trabajadores.

El presidente de ASPAYM Castilla y León y Federación Nacional ASPAYM, Ángel de Propios, hizo público que la sede de la entidad ubicada en la calle Treviño será rebautizada bajo el nombre ‘Edificio Julio Herrero’, y descubrió acompañado por Henar Alonso, viuda de Julio Herrero, la placa conmemorativa que se ubicará a la entrada del centro.

El acto concluyó con un ‘brindis’ de bombón acompañado por el tema de La Traviata de Verdi ‘Libiamo’, en homenaje a la pasión de Julio Herrero por la música clásica. Los asistentes recibieron además un marcapáginas de recuerdo, con la frase recurrente de Julio Herrero ‘Sed buenos y felices. Y, si es incompatible, sed felices’.