Página principal

El centro de FISIOMER (Fisioterapia en el Medio Rural), ubicado en Villadiego celebra hoy su segundo aniversario. Este proyecto de ASPAYM Castilla y León, que busca acercar la fisioterapia a núcleos rurales de forma que se pueda favorecer la generación de empleo de fisioterapeutas en la comunidad autónoma, así como mejorar la calidad de vida y el envejecimiento activo en núcleos rurales, ha atendido ya a más de 700 personas en esta zona de Burgos.

Entre los pacientes atendidos, la mayoría (317 usuarios) presentaban problemas crónicos, aunque también se han tratado 88 casos agudos en el centro, 12 de problemas neurológicos y 54 de lesiones deportivas. 

En la actualidad, el equipo está formado por dos fisioterapeutas y un celador y auxiliar administrativo, todos ellos habitantes de la zona.

FISIOMER nació con el fin de evitar en la medida de lo posible, o retrasar en el tiempo, una intervención quirúrgica (prótesis, operaciones de columna, problemas circulatorios, etc.), e incluso que los habitantes de estos núcleos rurales puedan degenerar en una situación de dependencia problemática no sólo para el usuario sino para las familias y para los servicios sociales que tendrán que buscar soluciones a esta situación de las personas mayores en el medio rural.

Actualmente el proyecto de ASPAYM Castilla y León cuenta con sedes en los municipios de Sahagún (León), Paredes de Nava (Palencia), Villadiego (Burgos), Matapozuelos (Valladolid)  y muy pronto abrirá un nuevo centro en Camponaraya (León).