Página principal

ASPAYM Castilla y León recibe una donación de 10.000 euros de la Fundación Alma Tecnológica, con el objetivo de adquirir materiales que permitan reanudar los tratamientos de forma segura tras el COVID-19 en su residencia y sus diferentes centros de rehabilitación en la comunidad. Esta donación responde al convenio de colaboración que la Fundación Alma Tecnológica ha suscrito con distintas asociaciones cuyo fin es ayudar a colectivos de personas con necesidades especiales. Algunas de estas entidades han visto mermadas sus fuentes de financiación con la crisis del COVID-19 y requieren ahora de una inyección de recursos.

La cantidad donada, que se reparte en 5.000 euros durante el mes de junio y otros 5.000 euros que la Fundación Alma Tecnológica entregará en septiembre, servirá para dotar a los profesionales de la entidad de equipos de protección individual necesarios, como mascarillas, guantes, batas desechables, calzas, pantallas de protección o mamparas de metacrilato.

Según Ángel de Propios, presidente de la entidad, “esta donación no es sino una materialización del coraje que Alma Tecnológica y nosotros mismos ponemos cada día para cubrir las necesidades esenciales de nuestros mayores y de personas con discapacidad. La vulnerabilidad de estos colectivos ha quedado al descubierto con la pandemia y esta aportación nos ayudará a proteger su salud y hacer las instalaciones de ASPAYM Castilla y León mucho más seguras. Estamos agradecidos de corazón y deseosos de abordar juntos nuevas iniciativas”.

Un alto porcentaje de los usuarios residentes, así como muchos de los pacientes que acuden a los centros de rehabilitación de la entidad, son personas con un alto porcentaje de riesgo, mayores de 60 años algunas con discapacidad y otras con patologías como diabetes, hipertensión y otras cardiopatías, etc, que necesitan de la reanudación de sus tratamientos para evitar complicaciones de salud. Por ello, desde ASPAYM Castilla y león se está realizando un esfuerzo para trabajar de forma activa y segura, tanto para los usuarios como para los profesionales, y este esfuerzo se ve impulsado enormemente por donaciones como la de Fundación Alma Tecnológica, que permiten a la entidad trabajar minimizando el riesgo de contagio.